¿QUÉ ES LA MIEL?

Es un producto natural elaborado a partir del néctar de las flores. La miel de nuestras abejas es un producto totalmente virgen, rico en elementos nobles, cuya acción sobre nuestro organismo no tienen parangón y merece un interés de primer orden. Por otra parte, las vitaminas, hormonas, diastasas (enzimas propias de la abeja), oligoelementos o minerales, son vivas, activas y en su mayor parte juegan el papel de potentes catalizadores, capaces de liberar la energía contenida en potencia con otros alimentos. Es por esto, que la miel es el alimento energético por experiencia.

CARACTERÍSTICAS.

El color de la miel varía desde casi incoloro a pardo oscuro o casi negro. Su consistencia puede ser fluida, viscosa o cristalizada, total o parcialmente. El sabor y aroma varían, pero, generalmente, poseen los de las plantas de que proceden

VALOR TERAPEUTICO

Los constituyentes minerales de la miel le confieren innegables propiedades medicinales.

  • La miel cura o mitiga los trastornos intestinales, las úlceras de estómago, el insomnio, las afecciones de garganta, ciertas afecciones cardíacas y aumenta el vigor muscular. Facilita la retención del calcio; activa la osificación de la salida de los dientes.
  • En uso externo, cura las quemaduras, las heridas y las afecciones, rinofaríngeas (por instilación), gracias a una inhiba que le proporciona propiedades bactericidas.
  • Por su poder ligeramente laxante, es el mejor alimento natural que existe, evitando las grasas superfluas.
  • Alergias y Sistemas Inmunológico. Hay investigaciones que vinculan el consumo diario de 2 ó 3 cucharaditas de miel en el yogur, e infusiones o directamente, en el fortalecimiento del sistema inmunológico.

NUESTRAS MIELES

Al tratarse la miel de un producto totalmente natural y elaborado por las abejas, las existencias de miel están sujetas a la abundancia de flores, dependiendo de la climatología, por tanto la disposición para la venta de determinadas mieles y limitada mIl flores o multifloral:

se recolecta en montes y prados donde hay una gran variedad de flores. Facilita las funciones digestivas y aumenta la energía. Se recomienda como sustitutivo del azúcar

miel de azahar:

Es una de las mieles más aromáticas, su origen es la flor del naranjo, de la vega del Guadalquivir, color claro y sabor a naranja. Propiedades antiespasmódicas y sedante por lo que facilita el sueño

Miel de encina:

Su origen es la melaza de las encinas del Parque Natural de Grazalema, su color es oscuro y su sabor acaramelado. Por su alto contenido en sales minerales tienen propiedades para combatir la anemia. Antiasmática y adecuada contra las afecciones bronquiales y pulmonares.

Miel de romero:

Es de color ámbar transparente y de exquisito sabor , esta miel favorece la digestión, las funciones del hígado, mejora la circulación arterial en general, recomendada en caso de tos, asma y debilidad en general.

Miel de eucalipto:

la cosechamos en los eucaliptos de la Vega del Guadalete, Su agradable aroma, muy balsámico, origina un tipo de miel muy singular. Suele ser de color ámbar oscuro. Es muy útil contra las afecciones del aparato respiratorio: resfriados, sinusitis, gripe, etc.. Es diurética y antiséptica urinaria

Miel de madroño:

se cosecha en la Sierra de San José del Valle, su color es ámbar y su sabor amargo, lo que resulta curioso siendo la miel dulce. Está indicada para la diarrea y tiene efectos beneficiosos sobre el hígado

Miel de brezo:

su color es oscuro y cristaliza rápidamente. Posee buen aroma y un gusto ligeramente amargo, para afecciones de las vías urinarias, es diurética, astringente y tiene efectos beneficiosos sobre la hipertensión arterial

Miel de Castaño:

Oscura y espesa. Gran riqueza en hierro, potasio, magnesio y oligoelementos, indicada para anemias o situaciones de pérdida de sangre. Activa la circulación sanguínea. Favorece la dilatación de los vasos sanguíneos

Miel de Roble:

Es oscura y permanece líquida mucho tiempo tras la recolección. Esta dotada de propiedades emolientes y suavizantes, moderadamente laxativas y contra la tos y resfriados, irritación de garganta, presenta una actividad

Miel de Tomillo:

Oscura y de fuerte sabor. Tiene propiedades antisépticas tanto a nivel bronquial como intestinal. Tonifica el organismo cansado y alivia la depresión. También puede emplearse para la limpieza del cutis y el lavado de heridas.

Miel en panal:

es la miel tal y como se encuentra en la colmena. Se trata de miel de mil-flores dentro de la celdilla de cera fabricada por la abeja. Al comerse masticada se favorece a las encías y estimula los bronquios.

Factores que intervienen en la calidad de la miel

  • Las condiciones medio ambientales de la zona donde estén las colmenas, siendo determinantes el clima, la flora y la presión demográfica.
  • Los tratamientos fitosanitarios que se utilicen para controlar las enfermedades de las abejas. Deben aplicarse productos autorizados preferentemente de tipo natural.
  • El control de los insecticidas y plaguicidas en las cercanías de las colmenas.
  • La utilización exclusiva de láminas de cera pura, sin mezclas de parafina o sustancias afines; los panales viejos y ennegrecidos deben retirarse con frecuencia.
  • El escaso uso de la alimentación artificial y en la época adecuada.
  • El hecho de que los panales que se van a extraer estén bien operculados, al menos en sus tres cuartas partes; además esos panales deben provenir panales de miel, no de la de cría, pues esto aumentaría el contenido de polen en la miel.
  • El cuidado con el que se extrae la miel; hay que evitar la mezcla de mieles, la pérdida de aromas, el filtrado deficiente, etc.
  • La temperatura a la que almacenemos la miel y el tipo de materiales que utilicemos. Los recipientes deben ser de acero inoxidable y la temperatura menor de 10ºC para retrasar el proceso de cristalización.

Diferencia entre miel natural e industrial

Todas las mieles tienden a cristalizarse, especialmente si contienen mucha glucosa y el frío es intenso. Por el contrario, las mieles ricas en fructuosa, por ejemplo la que se obtiene de la salvia silvestre, permanecen licuadas durante más tiempo. La principal diferencia entre la miel natural y la industrial radica en que la primera se consume tal como sale del panal, y la segunda, pasa por un proceso de pasteurización mediante el que se calienta hasta los 78ºC durante, aproximadamente, un minuto. Con ello se consigue que la miel se mantenga líquida más tiempo y que no cristalice; también se evitan posibles fermentaciones, obteniendo un producto más uniforme, Quizás con mejores posibilidades comerciales, pero de menor calidad ya que al someter a la miel a esa temperatura pierde aromas, se destruyen enzimas y disminuyen aminoácidos. En definitiva, la miel industrial es buena, pero carente de algunas cualidades nutritivas y medicinales que sí posee la miel natural. Si su miel está cristalizada, no se preocupe, es señal de pureza. Si la quiere consumir un poco menos densa, caliéntela al baño maría. Últimamente se está extendiendo un tipo de miel denominado “miel crema” que consiste en batir bien la miel en una máquina mezcladora-homogeneizadora consiguiendo que la miel mantenga todas sus propiedades, buen color y adecuada densidad.